Cirugía de Uña

La onicocriptosis o “uña incarnada” es una de las afecciones más frecuentes que se presentan en el pie en la clínica diaria.Muchos factores pueden contribuir a la aparición y desarrollo de la onicocriptosis.
Entre estas causas podemos señalar las siguientes:

  • Corte inadecuado de las uñas o utilización de accesorios contraproducentes en las mismas.
  • Uso de calzado inapropiado.
  • Traumatismos o microtraumatismos de repetición.
  • Autotratamiento de la afección.
  • Higiene inadecuada.
  • Uso de medicamentos que favorecen la onicocriptosis.
  • Predisposición genética.
  • Distrofia o malformación de la lámina ungueal y/o hipertrofia de los pliegues o labios ungueales.
  • Disfunciones o alteraciones biomecánicas.
  • Anomalías congénitas.
  • Hiperhidrosis.
  • Presencia de patología ósea subyacente.
  • Deformidades digitales.
  • Procesos inflamatorios.
  • Secundarias al tratamiento con antifúngicos orales.
  • Enfermedades sistémicas asociadas: obesidad, diabetes, artritis reumatoidea, etc..
  • Alteraciones de la morfología ungueal propias del envejecimiento (onicogrifosis, onicocauxis, onicomicosis..)
Esta afección puede encontrarse en tres estadios diferentes:
  • Estadio I (Estadio inflamatorio):comienza a manifestarse dolor más o menos intenso, debido a la inflamación de los pliegues ungueales como respuesta a la agresión de la espícula ungueal.
  • Estadio II (Estadio de absceso): exacerbación del dolor y eritema, además de edema, hiperhidrosis severa e hiperestesia. El pliegue ungueal sobrepasa o rebasa la lámina ungueal pudiéndose producir un granuloma con presencia de exudado y drenaje, además de ulceración del propio pliegue.
  • Estadio III (Estadio de granulación): inflamación crónica. El tejido de granulación epitelizado e hipertrófico, cubre el surco ungueal impidiendo de esta manera el drenaje de la herida.